Archive for diciembre 2012

"La hora de los pequeños".

No Comments »



No se recuerda en la NBA algo así. Sin duda estamos ante la mayor hornada de buenos bases que han pisado las canchas americanas. Los hay para todos los gustos: Altos, bajos, rápidos, fuertes, anotadores, defensores…
Ya no ejercen sólo como directores de la orquesta, sino que ahora de vez en cuando se animan a tocar la batería, a unirse a la fiesta.
Hace algunos lustros existía un enorme compendio de “Power-forwards” que hacían las delicias de los aficionados, y que llevaban a sus equipos hasta la lucha final por el campeonato. Hoy, muchos de los equipos punteros de la NBA gozan en sus filas de un base determinante, de un tipo capaz de organizar y de llevar el peso del conjunto. Aunque, si observamos la plantilla del último campeón no encontramos semejante figura.
La figura del armador se ha dinamitado hasta convertirse en la del líder del equipo.
A continuación vamos a desgranar el TOP 10 de bases de la mejor liga del mundo, un TOP 10 del que seguro se caerán grandes nombres.

Rajon Rondo: “La fiera céltica”
 Rajon es la muestra más evidente de cómo un jugador de apariencia frágil, y que llegó a la liga sin mucho cártel puede hacerse un hueco en el Olimpo de los “Playmaker”.
Elegido en el número 21 por Phoenix Suns, en un draft comandado por Andrea Bargnani, y tan sólo 6 puestos por encima de Sergio Rodríguez, Rajon Rondo es ya a todas luces uno de los mejores bases de la competición.
Es hoy por hoy “Mr triple doble”, capaz de anotar en penetración, rebotear, asistir, y robar balones, Rondo es sin duda uno de los armadores más completos.
Su talón de Aquiles sigue siendo el tiro exterior, flotado con asiduidad Rondo mejora cada día en ese aspecto aunque sin llegar a ser todavía un tirador ni tan siquiera suficiente.
Momentos importantes, Rondo siempre ha subido sus números en postemporada, en los momentos calientes no le quema la bola.
Los números de su carrera son más que notables: 10.9 puntos, 8.3 asistencias, 4.5 rebotes, y 1.9 robos de balón por partido.

Deron Williams: “Talento y físico a partes iguales”.
Deron es uno de los bases más completos de la liga. Elegido en el número 3 del Draft 2005 justo por delante de Chris Paul, Deron no ha dejado de madurar hasta convertirse en lo que hoy es.
Capaz de anotar desde fuera, desde dentro, y de dejarnos algunas de los “Highlights” del año gracias a su gran salto, se enfrenta éste año al duro reto de dirigir un equipo diseñado para pelear por el anillo, aunque parece que eso por el momento son palabras mayores.
En su contra figura su poca participación en rondas finales de la competición, y a menudo su falta de implicación en defensa.
Sus estadísticas 17.6 puntos, 9.1 asistencias por partido, 3.2 rebotes por partido.


Chris Paul: “El base puro “.
Cuando hacemos referencia al base puro no es otra cosa que el base de toda la vida, el creador de juego, el auténtico cerebro del equipo, y ese es Chris Paul.
Elegido justo por detrás de Deron Williams en el Draft de 2005 se ha ganado el derecho a ser considerado por muchos el mejor base de la mejor liga de baloncesto del mundo.
“CP3” fue en ese 2005 elegido el Rookie del año. Apenas sobrepasando el 1.80 de estatura se ha ganado a base de coraje y garra el respeto de toda la liga.
Paul posee un excepcional manejo de balón, un buen tiro exterior, y un tiro en suspensión de garantías, a demás de un cerebro imaginativo capaz de crear pases mágicos, además de ser un gran defensor.
Sus números dan buena cuenta de lo es: 18.7 puntos por partido, 9.8 asistencias por partido, y 4.4 rebotes por partido.


Steve Nash: “La magia”.
Nash es la magia, la diversión, el” showtime” de los bases.
Elegido en la posición decimoquinta en el Draft, su impacto en la liga fue mínimo.
Poco a poco el canadiense se fue haciendo su sitio, hasta convertirse en uno de los mejores bases de la historia.
Sin duda, todos recordamos como su mejor época aquella en la que a las órdenes del hoy detestado por muchos Mike D´Antoni nos hacía disfrutar con los Suns, un equipo vertiginoso, en el que primaba la velocidad y el espectáculo, un” show time” que llegó de la mano de Nash, y de otros colosos como Shawn Marion, Amare Stoudemire o Joe Jhonson.
A sus 38 años el de Canadá da sus últimos coletazos intentando dirigir el barco Laker, que de momento se encuentra a la deriva sin  su timón, Steve Nash.
En su contra podemos hablar de las complicaciones que tiene para defender a la nueva hornada de bases jóvenes, bases como Russel Westbrook que ahora mismo son indefendibles para él debido a las condiciones físicas de uno y otro.
Sus estadísticas son brillantes: 14.4 puntos por partido, 8.6 asistencias, y 3 rebotes por partido.





Tony Parker:” Velocidad y valentía.”
Tony Parker es ya sin duda el mejor base extranjero que ha pisado jamás la NBA, el francés tenido el honor de ser el base de Tim Duncan durante gran parte de la carrera de el de las Islas Vírgenes.
Tony fue elegido por San Antonio Spurs en la posición 21 del draft de 2001, un draft que compartía con Pau Gasol, y con otro español, Raúl López, un Raúl que curiosamente (dada la trayectoria de ambos) fue elegido en la posición 24, por delante de Parker.
Tony Parker ha sido el armador de los San Antonio Spurs desde entonces, ayudado al equipo a conseguir 3 anillos.
Del francés cabe destacar su gran penetración, casi indefendible, es de admirar como un jugador de 1.88 de estatura es capaz de meterse debajo del aro con la facilidad que lo hace él, bailando entre gigantes.
En contra podemos hablar  de su tiro exterior, no tan malo como el de Rajon Rondo, pero no tan bueno como el de Chris Paul, Tony sigue mejorando día tras día en ese apartado.
En cambio, en la dirección es casi impecable, con los años ha aprendido a elegir cada vez mejor la opción adecuada.
Sus números: 16.9 puntos por partido, 5.9 asistencias por partido, y 3.0 rebotes por partido.

Kyrie Irving: “El base llamado a dominar la liga”
Kyrie es otro de esos bases capaz de hacer casi de todo, elegido en el número uno del Draft, desde el inicio dio muestras de su gran potencial, a pesar de encontrarse ahora en uno de los peores equipos del campeonato.
Posee un gran manejo de balón, es capaz de anotar con relativa facilidad tanto en penetración como con su tiro exterior.
En su contra figura su hasta ahora baja participación en el registro de asistencias, aunque en gran parte viene motivado por un equipo en el que falta talento.
Su capacidad de liderazgo ha quedado más que patente en sus dos años en Cleveland, en los que ha tenido que madurar a gran velocidad para tomar las riendas de un equipo descabezado y sin alma desde la marcha de Lebron.
Sus números en su corto periplo en la liga son realmente sensacionales: 19.7 puntos por partido, y 5.4 asistencias por partido.


Derrick Rose: “El Diablo rojo”
No podía quedarse fuera de este TOP 10 a pesar de llevar infinidad de días alejado de las canchas, Rose es si sus maltrechas rodillas se lo permiten uno de los más valiosos bases de la competición.
Elegido en el número 1 del Draft, y con un MVP de la temporada a sus espaldas ya, Derrick ha devuelto la ilusión a los aficionados Bulls tras la marcha de Jordan.
Las pistas americanas añoran ese “crossover”, esas penetraciones imposibles, y esa explosividad en el salto.
Queda la duda de si volverá a ser el que fue antes de su lesión, y de cómo afectará esta a su velocidad y su salto.
En cambio, quizás la lesión le ayude a mejorar uno de sus puntos débiles, el tiro exterior, que parece ser el único punto que no figura de manera sustancial en su repertorio de diabluras.
Sus números indican lo que es: 21.0 puntos por partido, 6.8 asistencias por partido, y 3.8 rebotes por partido.



Sthephen Curry: “El fino estilista”.
Quizás no es un base puro, aunque a veces ejerza como tal, pero Stephen Curry es ya sea de base o de escolta un seguro para cualquier equipo.
Elegido en el puesto número 7 del Draft de 2009 por Golden State, un Draft cargado de talento, en el que compartía cartel con otros bases como Brandon Jennings, o Ricky Rubio que saldría dos puestos por encima de él.
Es el fino estilista de las canchas americanas, un jugador con clase, con un extraordinario tiro en suspensión, y con una gran capacidad para dirigir.
Acuciado por las lesiones todavía no hemos podido ver su mejor cara, aunque éste año ya está dando muestras de su extraordinario talento.
Es también uno de los mejores tiradores de tres puntos del campeonato.
En su contra figura su fragilidad, patente sobre todo a la hora de lesionarse, y de defender a otros bases más atléticos.
Sus estadísticas: 18.7 puntos, 5.9 asistencias, y 4.1 rebotes por partido.



Russell Westbrook: “ Una bestia sin control”
Westbrook fue seleccionado en la cuarta posición del Draft de 2008, y desde sus inicios en la liga ya apuntó grandes cualidades.
Estamos hablando de quizás el base más alocado de cuantos hemos mencionado en ésta lista, es “el base menos base de todos”.
Con una gran capacidad para anotar, Westbrook en cambio hace de su selección de tiro un auténtico disparate, es capaz de lo mejor, pero también de lo peor.
Su gran primer paso de salida, y su fabulosa velocidad hacen de él un jugador imparable desde la posición de base, destrozando por ahí a sus rivales (que se lo pregunten a Fisher y los Lakers).
Posee también una gran capacidad para defender a todo tipo de jugadores dado su gran físico, Russell es todo un atleta.
En cambio su tiro exterior es muy mejorable, al igual que su cerebro, que casi nunca es capaz de elegir la mejor opción, aunque esto último lo va subsanando día tras día.
Sus números no dan lugar a dudas, estamos ante uno de los mejores jugadores de la liga: 19.2 puntos, 6.9 asistencias, 4.7 rebotes, y 1.6 robos por partido, subiendo sus números significativamente cuando actúa en Playoffs.


Brandon Jennings: “¿Mejor que Ricky Rubio?”

Todos recordamos aquellas palabras de Jennings en las que menospreciaba a Ricky y exaltaba su propia figura, pero lo cierto es que hasta ahora no le falta demasiada razón, amén  de las lesiones de Ricky.
Jennings fue elegido en la décima posición del Draft en el que Ricky se hizo con el quinto puesto.
Tuvo un fugaz paso por Europa, donde no caló demasiado , pero su irrupción en la liga fue brutal, hasta el punto de convertirse en el jugador más joven en anotar 50 puntos o más en un partido, hizo la friolera de 55 puntos ante Golden State Warriors. Está estadística habla muy bien de su capacidad anotadora, maneja todos los registros, tiro de media y larga distacia, penetraciones… Aunque su tiro de tres tampoco es un garantía certificada.
El tiempo dirá si es mejor que Ricky, de momento el de El Masnou sigue haciendo las cosas bien, y con la afición metida en el bolsillo, mientras tanto, Jennings sigue destrozando caderas.
Sus estadísticas: 16.9 puntos, 5.5 asistencias, y 3.5 rebotes por partido.


En el camino hacia éste TOP 10 se quedan bases del talento de  Jhon Wall, Kemba Walker, Eric Gordon,  el propio Ricky, o uno de mis favoritos, el veloz Ty Lawson.

¿Con cuál te quedas tú?