Archive for abril 2013

Oportunismo y otros hobbies.

No Comments »


En los últimos años asisto atónito a un síndrome más que preocupante, supongo que no es nuevo. Nuestra sociedad es oportunista, no tenemos memoria, ni nada parecido. El mundo del periodismo deportivo no es diferente.
Nos ha infligido dos duras derrotas en Europa, es cierto, pero… ¿Por qué tiene eso que variar de manera tan descomunal nuestras sensaciones y opiniones?
Los que el martes por la mañana ondeaban la bandera española diciendo que teníamos a los dos mejores equipos de Europa, se esconden ahora en sus búnkeres y hablan del clarísimo predominio alemán, guardando la bandera en un armario, a la espera de una posible remontada.
Ahora resulta que la liga Alemana es la mejor del mundo, en lo meramente deportivo lo dudo. Una liga que comanda el Bayern con total supremacía, y en la que el Dortmund, su principal rival, tiene que hacer frente a la marcha de su mejor jugador a futuribles tierras de Guardiola.
Una liga en la que el Bayern a poco que apure aplasta a sus rivales sin ningún tipo de contemplación.
Lo dicho, muy poca memoria, se nos olvida que de no ser por un clamoroso error arbitral el semifinalista que ayer apabulló al Real Madrid, el Dortmund, estaría fuera, en favor de un Málaga que hubiera sido el tercer semifinalista español en ésta edición de la Champions.
Puede ser que la mejor competición doméstica sea la inglesa, esa que ha ganado con bastante solvencia el Manchester United, un United eliminado por un Real Madrid que no mostró ni de lejos su mejor cara en esa eliminatoria. Hay que recordar también la penosa Champions del Manchester City, al igual que la de Arsenal o Chelsea.
Quizás la mejor liga de Europa es la rusa, como el Rubin Kazan eliminó a Atlético de Madrid y Levante en Europa  League…

A todo esto, no me supone ninguna sorpresa la posible final alemana, el Bayern ha demostrado durante toda la competición ser el mejor equipo, el más sólido, el más equilibrado, el más solidario, en definitiva, el que más hambre de Champions tenía. Amén de contar con una lista de cracks sólo comparable a Barça y Madrid, además éste Múnich no sólo se está preocupando del presente, sus miras van más allá.
Lo del Dortmund puede resultar más extraño, sin serlo. Ya avisó en la fase de grupos, había venido a competir por ésta competición. Con un juego vertical, dinámico, y con una imaginación brutal en el último tramo del terreno de juego, no me sorprende su semifinal.
Aquí vuelvo a lo del hambre, cuando un equipo está saciado, como el Barça, pueden ocurrir cosas como las que acontecieron el pasado martes, el Dortmund en cambio no sabe en los últimos años lo que es disputar rondas europeas finales, y éste curso querían, y cuando la voluntad aparece, y el talento, lo natural fluye, pasan éste tipo de cosas, insaciables.
Pero nosotros a lo nuestro, a subirnos y bajarnos a la nube según marquen los gurús del periodismo deportivo español, ese que tanta pena me da. A hablar de fin de ciclo,  de rumores, de conflictos extradeportivos, esto es lo que más nos gusta.
Al fútbol que se dediquen los alemanes.